De noticias evanescentes

2 Jul

De noticias evanescentes…

Últimamente las noticias se producen y difunden con rapidez, sobre todo desde la edición digital. Se suceden unas a otras sin interrupción, sin pausa, se atropellan, pasan a un segundo plano, se desvanecen, evanescen, desaparecen…

La competencia es feroz, las noticias se hacen hueco a codazos en las redacciones. Alguna, que era relevante hace unos momentos, estalla como una supernova. Sólo queda un resplandor, fugaz, en el cerebro del redactor.

Pero esto no es más que una consecuencia, ¿o causa?, de la necesidad ¿o imposición? de estar conectados 24 horas al día, 7 días a la semana, en un tiempo continuo donde el reloj ya no es imprescindible (por ejemplo en el metro ya no hay relojes, sólo te indican cuantos minutos tarda en llegar), el tiempo, el mundo es instantáneo. La única interrupción la produce el sueño, que a su vez, y como te descuides, puede ser interrumpido por cualquier mecanismo electrónico.

En una de esas interrupciones nocturnas me encontré con esta noticia en internet y que horas después había desaparecido, como muchas otras…

Hallado muerto en una balsa el chimpancé huido del zoo de Mallorca. El simio se escapó del zoológico de Mallorca junto a una chimpancé hembra, que fue abatida. 

Andreu Manresa Palma de Mallorca 7 MAY 2015 – 10:55 CEST

El chimpancé Adán, en el safarí de Mallorca. / Atlas / Karin Rosenkranz

La fuga de los dos chimpancés el pasado lunes del zoo safari de Mallorca ha tenido un desenlace trágico para la vida de estos dos animales. Adán, nombre del chimpancé macho, ha sido hallado muerto, supuestamente ahogado, en una balsa de la depuradora de Sant Llorenç des Cardassar. Unos operarios municipales han encontrado este jueves a las 7.15 el cuerpo del simio flotando en un estanque de la instalación municipal vecina al zoológico donde el primate vivía en una jaula con una chimpancé hembra llamada Eva.

La hembra tuvo una aventura de libertad de apenas seis horas. La noche del mismo lunes, día en el que escapó, fue abatida a disparos por los agentes del servicio de protección de las especies.

La Guardia Civil había advertido de que estos simios podían ser violentos y peligrosos. El operativo de seguridad contó con la ayuda de helicópteros y perros expertos en rastreo. Adán estuvo en paradero desconocido durante unos tres días…Debía de tener sed, no sabía nadar, seguramente, y se ahogó dentro de la balsa.  

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil inciden en que en el dispositivo “ha primado en todo momento la integridad física de las personas que pudieran encontrarse dentro del área de búsqueda de los animales”, ya que se les consideraba peligrosos y agresivos. 

Con respecto a la muerte de Eva, los agentes del Seprona aseguran que intentaron que el medio para capturarla fuera el menos lesivo posible, pero que les resultó “imposible” utilizar otro distinto al que finalmente le causó la muerte por la “agresividad” que demostró. 

 

En efecto, el Estado burocrático, militar y policial es cada vez más fuerte. En su crecimiento ilimitado, en sus formas más parásitas, protege si cabe aún más y defiende de cualquier enemigo imaginable o no. Los presupuestos en defensa y policía son progresivamente mayores, en la guerra y en la paz, y como consecuencia la deuda aumenta.

Otras noticias, también evanescentes, me reconfortan en cierto modo:

Sandra, la orangután que pelea por su libertad como ‘persona no humana’.

Veinte años de “privación ilegal de la libertad” parecen haber sido suficientes para Sandra, la orangután originaria de Sumatra que reside en el zoo de Buenos Aires y a la que la Justicia argentina le denegó una peculiar petición de “hábeas corpus”, figura jurídica que protege derechos elementales de las personas.

Sin embargo, la peculiar petición fue rechazado por la Justicia, que consideró que a Sandra no se le pueden aplicar los derechos de las personas y que los animales están sujetos al régimen de propiedad privada, aunque sí ordenó que se investigue la situación en la que habita el primate.

Actualizado: 24/11/2014 10:27. El Mundo

Sueño con la historia de la doctora Jane Goodall, a la que le falta la punta del dedo de la mano derecha. La perdió durante una visita a los laboratorios SEMA, en Maryland (EE UU), donde se investigaba el virus del sida en primates no humanos, el mordisco de un chimpancé hacinado en una jaula se lo arrancó de cuajo. Pero un científico de la Unidad Británica de Vivisección, que por cierto es “Chato Gesto” en el planeta de los simios, le espeta que ella es la que está contribuyendo a la extinción de los chimpancés al luchar contra la experimentación con animales, pues es necesaria para lograr vacunas contra el SIDA o el ÉBOLA, las hepatitis, el cáncer, parkinson y otras enfermedades… Chillan monos que están atados con argollas a sillas con electrodos en la cabeza en el Instituto Max Planck para la investigación del cerebro de Francfort cuando me ven beber un vaso de agua.

Y me despierto sobresaltado y sudoroso… Pongo la TV y aparece la noticia de inundaciones en Tiblisi (Georgia) donde se anuncia el dispositivo policial y se informa del permiso gubernamental a cazadores voluntarios (ese cuerpo paramilitar en la sombra).

Las inundaciones en Tiflis se saldan con doce muertos y la fuga de 30 fieras del zoo. Hay otras tres personas desaparecidas. Al menos seis leones, cinco tigres y trece lobos merodeaban por el centro de la capital de Georgia.

Efe / Tiflis . Día 14/06/2015 – 14.49h

Al menos doce personas han muerto este domingo en Tiflis tras inundarse las calles de la ciudad, mientras que decenas de fieras, entre ellas lobos, leones y tigres, escaparon del zoológico y merodean por el centro de la capital georgiana. La televisión estatal Rustavi-2 informó de que al menos seis leones, cinco tigres y trece lobos merodeaban por la ciudad tras escapar del zoológico, en cuyo territorio fueron hallados tres de los ocho fallecidos en la tragedia.

Poco después, las fuerzas especiales de la policía georgiana informaron de la muerte de seis lobos, localizados cerca de un hospital infantil de Tiflis. Según Rustavi-2, los efectivos del Ministerio de Interior también han dado muerte ya a un león, un oso, un tigre y una hiena.

Un gran dispositivo de las fuerzas de seguridad, apoyado por helicópteros, busca a las fieras fugadas por todos los barrios anexos al territorio del zoológico. Los servicios de emergencias reciben numerosos mensajes de ciudadanos que aseguran haber visto depredadores en zonas residenciales de la ciudad. Los vecinos del barrio de Nutsubitse vieron en sus calles a una pantera negra, mientras que un hipopótamo fue sedado en pleno centro de la ciudad, según imágenes del canal de televisión local Imedi, que informó de la fuga de más de 30 fieras del zoológico.

El río Vera, que pasa por el centro de la capital georgiana, ha salido de su cauce provocando a su paso la mayor parte de los destrozos, incluida la inundación del zoológico, donde además de las fieras fugadas, murieron decenas de animales. Hasta veinte lobos, ocho leones, catorce pingüinos, varios tigres y jaguares se ahogaron sin abandonar el recinto, según la administración del zoológico.

Posdata:

No me queda más remedio que recordar una “carta al director” que mandó un tal Javier Abad a la revista Ecoarte en 1999, en la que coincidía con mi pensamiento de que no hay nada más salvaje que la civilización.

Señor director:

Me alegro, por su carta, de que comparta conmigo la estupefacción generada por la noticia que le comenté:

  1. A. Tribune :“Banda de querubines asalta zoo y golpea con palos y piedras a los animales. Se salvan Okapi y Ornitorrinco”.

¿síntomas de crisis de la civilización? ¿delirios de fin de año-siglo-milenio? ¿estrés?¿gamberrada? ¿o, simplemente hastío?…

Sí, los zoos se habían convertido en un aburrimiento supino que sólo servía a los intereses de cazadores sin escrúpulos, veterinarios, zoólogos, sádicos y taxidermistas; objeto de visitas distraídas de padres con complejos pedagógicos, voyeurs, soldados de permiso y parejas sin preservativos un domingo por la tarde…

¿Dónde está el carácter fiero y salvaje de sus habitantes, hoy día adormilados por, o lo que es peor, “narcotizados”? ¿dónde pues la animalidad?.

Recuperemos la sorpresa, y sobre todo, lo más importante, el miedo que nos producen las fieras, el terror, la fuerza, la vida y el espíritu animal, y así, en el milenio que comienza, todos: científicos, periodistas, estudiantes, artistas, niños. Todos, podremos disfrutar nuevamente de la observación detenida de la bestia encerrada.

En este sentido Sr. Director, me permito comunicarle las pesquisas que un conjunto de colaboradores a sueldo ha realizado sobre este asunto: animalizar los zoos.

J.A.M “El replicante” nos aporta varios descubrimientos:

El TAZTELWURM, Gusano con patas de los Alpes, animal serpentiforme de cuerpo cilíndrico y piel coriácea acabando su parte posterior de forma brusca. De lomo pardusco y cabeza maciza y aplastada, provisto de grandes ojos extraños de forma globular, dentadura extraordinaria con una fila de colmillos venenosos; que con sus pequeñas patas, avanza silbando asaltos de 2 a 3 metros. Y que convierte los alimentos, particularmente los vegetales, en materia apta para nutrición.

JAGONINI de Camerún. Descendiente del MOLLOCH. Buceador gigante, reptil-anfibio de colosales colmillos, que vagando libre por la tierra, el aire o el agua, es objeto adecuado para la apropiación, caza o pesca.

LUZWATA del lago Victoria, también llamado SIMPEKWE o COJE YA MENIA, el León de las aguas: con cabeza enorme rectangular, pequeñas orejas y cuello breve parecido a un pez con cara de León pero moteada como un leopardo; con dos largos colmillos blancos que salen de la quijada superior; recubierto de escamas como un armadillo y del tamaño de un elefante; cola de grandes dimensiones y huellas como las de un hipopótamo. Provisto de enormes garras, libra homéricos combates con los cocodrilos y a lo lejos se oyen sus feroces gruñidos. Vive en cavernas y oquedades que forman los ríos y lagos en la arcilla de sus márgenes. Fiero y escurridizo.

NITAEWO de Ceilán. Ser con cabeza de perro y cuerpo de hombre, del que existen abundantes referencias tanto orales como escritas a lo largo del tiempo. Velludo y negruzco, con dientes largos y largas uñas afiladas y que se alimenta de carne cruda. Intermedio anatómicamente hablando entre el hombre y el antropoide. Ser orgánico que vive, siente y se mueve por propio impulso.

OSO ÑANDI del norte de África, también llamado KIKABANGWÉ o SALROOKOO por los Bagishu y los Sabai. Tiene la parte delantera cubierta por un espeso pelaje y la posterior lisa y desnuda. Cabeza larga y afilada, parecido a un colosal babuino, hocico alargado, orejas pequeñas y de color castaño. Indefinido, de comportamiento errático, desconfiado.

 

Fruto de sus múltiples viajes nos llega la siguiente referencia de Viajer Bagdad:

El NEOMYLODON de la Patagonia. Perezoso gigante, macizo, más grande que un buey, corto de patas y cubierto por un pelaje espeso, corto y áspero. Dotado de grandes garras recurvadas como ganchos de estibadores con los que hurga desaforadamente en su gran nariz y desgarra a sus víctimas, los Tehuelches y los Gennakes. De aspecto indolente, ignorante y grosero.

El GUARGE de Australia. Animal de costumbres semiacuáticas, que arrastra en un torbellino a los atrevidos que osan bañarse en las aguas que él frecuenta. Ave de enorme tamaño pero desprovisto de plumaje, parecido a un avestruz – lagarto. Indiferente y rencoroso.

El BUNYIP de Australia, el Demonio de las Aguas. Enorme y de hirsuto pelo, cabeza de perro monstruoso con orejas diminutas que se desplaza mediante aletas natatorias y habita en ríos, marismas y lagos interiores. Mezcla de hipopótamo, foca y marsupial acuático. De carácter instintivo y destructor.

El RAOU o saurópodo de Nueva Guinea. Colosal lagarto con cuello largo y encorvado, ventripotente, acabado en una larga cola con un cuerpo ponzoñoso en su extremidad. Cabeza adornada con una gorguera y con escamas triangulares que se erizan sobre el espinazo, dispuestas como piezas de una armadura, de color amarillento claro y silba estridente inundando la selva con un sonido peculiar, terrorífico, “Raú-u, Raú-u, Raú-u…”.

El ORANG – PENDEK. Enorme tigre marsupial australiano: “el devorador”. Deja sus víctimas como obsequios en el interior de su bolsa para que sus crías jugueteen….

Según nuestro amigo El – adio de la Viuda, no podían faltar en un Zoo del siglo XXI, algunos elementos casi olvidados por el continuo uso-desuso cinematográfico:

El YETI o METO KAGNMI del Tíbet. Mitad hombre mitad bestia. El que carece de razón, el bruto, esencialmente distinto del hombre.

                          

– El KRAKEN, calamar o PULPO gigante de las profundidades. Visto cerca del famoso triángulo de las Bermudas, y del que en alguna ocasión se sustraen sus indefensas crías (de hasta 12 m de largo) por zafios pescadores que no dudan en darles muerte. Destaca extraordinariamente por su saber, inteligencia, fuerza o contundencia.

KING – KONG, el gran mono antropoide del círculo del pacífico. La leyenda dice del hombre que se convierte en ser animal, que embrutece, de embrutecerse, embrutecer, en -, bruto y – ecer.

XOLHUT o Mamut de la taiga siberiana.

MIÑOCAO o serpiente gigante de la cuenca del Amazonas, que se mimetiza con la vegetación terrestre y la flora acuática y acecha implacablemente…

Pero quien nos sorprende con sus hallazgos y que no deja de perturbarnos seriamente el juicio con sus confidencias es sin lugar a dudas Al – Abad – o – sea – el Señor, quien describe con cierta sutileza:

Opuesto a la razón o que va fuera de ella es el KONGAMATO u OLITAU, pterodáctilo o murciélago gigante del Kilimanjaro, quien previa hipnotización extrae de sus víctimas todos sus líquidos y tejidos acuosos. Esquivo, silencioso e inquietante…

MNGWA, “el extraño, el misterioso”, el que entorpece y casi priva a uno del uso de la razón… el que lleva hasta el delirio… el que maneja el corazón de África y quizá ya de América… con el tamaño de un gran asno y grisácea piel rayada como la del tigre, que se lleva por las noches a los aldeanos con sus extraordinarias garras, mientras los hechiceros cantan una lúgubre canción swahili:

SIKAE MUYINI KEWA KITU DUNI NANGIA MWITUNI HALIWA NA MNGWA…

“Yo no hábito en el poblado para no hacerme allí perezoso;

yo me interno en la profunda selva,

donde quizás pueda ser devorado por la bestia extraña,

el Mnwga”.

Incorporemos pues estas especies cuanto antes para revitalizar estos espacios dormidos, los zoos, y salvemos, pues es nuestra misión, a especies que están deseando ser salvadas. O construyamos nuevas Arcas de Noé ante los diluvios que se avecinan, donde podamos almacenar a todos los animales domésticos que mediante el esfuerzo del hombre, han cambiado su condición natural indómita, y soltémosles luego, pues si la recobran pueden ser objeto de una nueva apropiación.

Ya ve Sr. Director que existe por mi parte y la de mis colaboradores una voluntad inquebrantable, un serio intento de recuperar nuestros instintos perdidos, aquello perteneciente o relativo a la parte sensitiva de un ser viviente, a diferencia de la parte racional o espiritual; las funciones propias del movimiento o de la sensibilidad, los apetitos ANIMALES.

Permítaseme por último despedir esta crónica con una canción-reflexión swahili:

“no os extrañéis, cachorros de hombre de cuanto pase del mundo”.

Javier Abad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: